City

Inicia Foro sobre la legalidad de la protesta social

El Frente la Libertad de Expresión y Protesta Social organizó un foro internacional para discutir los límites y alcances de los derechos humanos

Durante la inauguración del Foro Internacional :Eespacio público, protesta social y participación ciudadana, Alan García, consultor jurídico de la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), afirmó que los instrumentos de respuesta del Estado mexicano están en crisis frente a la demanda social.

En el Museo Nacional de la Revolución Mexicana, García destacó que este foro debe recabar información para atender las causas y fortalecer la democracia, y no seguir focalizados en los síntomas, sino no se podrá dar una respuesta que garantice el ejercicio de los derechos humanos.

Por su parte, Balbina Flores, relatora de la libertad de expresión de la Comisión de Derechos Humanos capitalina (CDHDF), declaró que en más de veinte años el tema de derechos humanos en la Ciudad de México ha tenido un avance, pero, aceptó, que se puede hacer un mayor esfuerzo para la implementación de buenas prácticas de seguridad y evitar acciones violentas que vulneren las garantías individuales durante las protestas sociales.

La relatora adelantó que actualmente se discute el derecho a la protesta social, pero ojalá algunos años mejor se enfatice en la discusión de derechos como el agua y la salud.

Patricia Mercado, secretaria de Gobierno de la Ciudad de México coincidió que hay una ruptura estructural entre las instituciones de Gobierno y la ciudadanía que provoca desconfianza.

“Actualmente hay una visión distinta para recuperar la confianza ciudadana, pero tardará muchos años recomponer un acuerdo social”, declaró.

El investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Rogelio Gutiérrez, señaló que hay que avanzar sobre el contenido, sus alcances y límites de los derechos humanos y esa reflexión le parece oportuno se haga desde la academia, pero también entre la la unión de las organizaciones civiles y la sociedad organizada.

Sin embargo, actualmente, dijo, se criminaliza la protesta social, es decir, a la ciudadanía que se organiza y defiende bienes comunes como el agua, y puso de ejemplo lo que ocurre en Aztecas 215, en Coyoacán, donde el 30 de abril la denuncia del ecocidio que perpetraba una inmobiliaria que rompió un manto acuífero y tiraba agua al drenaje, fue respondido con 300 granaderos.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top