Entregan “a medias” mercados de GAM y Cuauhtémoc

mercado Beethoven

1 febrero 2016 10:00 am

Aunque las jefaturas delegaciones del Morena en Cuauhtémoc y del PRD en Gustavo A. Madero, anunciaron la rehabilitación al 100%, locatarios de los mercados Beethoven y Río Blanco, se quedaron con un sabor amargo de boca al asegurar que se entregaron  ‘a medias’ los inmuebles.

Pesé a que ambos titulares de las demarcaciones se comprometieron a entregar los centros de abasto popular operando en su totalidad, comerciantes de los dos mercados expresaron su inconformidad, por no poder entrar a trabajar a sus locales que resultaron afectados por los siniestros de hace casi dos años.

En el caso de Beethoven, más de 300 comerciantes acusaron a Ricardo Monreal Ávila de condicionar la entrada al mercado, debido a que se negaron a pagar la cuota que se acordó con la mesa directiva de tres mil 800 pesos, aun cuando el Reglamento de Mercados del DF lo prohíbe.

Por ello, abrieron un frente contra la administración del zacatecano y de paso señalaron que olvido una de sus promesas de campaña: devolver la administración de los baños públicos a los comerciantes de los 39 mercados públicos que operan en la delegación.

Aunque una parte de los trabajadores acordó fijar el monto económico con Monreal Ávila de dos millones de pesos para la restauración del inmueble ubicado en la colonia Ex Hipódromo de Peralvillo, este sigue inoperable para la mayoría de sus propietarios.

Mismo caso, mismo problema

El escenario es similar para los locatarios que trabajan en el mercado Río Blanco, ya que a casi dos años de que se colapsara el techo por una lluvia atípica, los trabajadores han denunciado que dicho mercado se entregó a medias por Víctor Hugo Lobo y Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno local.

En días pasados, una comitiva del centro de abasto aseguró que existen diferentes partes del mercado que no han sido reconstruidas ni remodeladas, por lo que decenas de trabajadores siguen vendiendo en la calle, pese al anuncio de ambos funcionarios la semana pasada.

En tanto, Edgar Álvarez, trabajador y representante de una comitiva del mercado Río Blanco dijo que la mayoría de las personas que resultaron afectadas por el derrumbe del techo de la edificación no han sido indemnizadas y las pérdidas ascienden a cientos de miles de pesos.

En ambos casos, los trabajadores coincidieron en la ayuda que les brindo la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) fue insuficiente, puesto que mencionaron que solamente existió el apoyo por un periodo no mayor a seis meses.

Comentarios