City

Entre porras y protestas recibieron a Francisco en la Basílica

Desde antes de amanecer, miles de personas se incorporaron a las vallas y acudieron a la Basílica de Guadalupe para escuchar el mensaje del papa Francisco

Miles de personas formaron una valla humana sobre la avenida que lleva el nombre de la figura religiosa que identifica a más del 90% de los mexicanos: la Guadalupana, esto sólo con la finalidad de observar al menos por unos segundos el transcurso del papa Francisco hacia la Basílica de Guadalupe.

Se apilaron cientos de personas de todas las edades desde temprana hora; formando una kilométrica fila desde avenida Paseo de la Reforma hasta Calzada de Guadalupe.

Con un sol a plomo, personas de diferentes delegaciones y de varios estados del país esperaron hasta 12 horas la llegada del sumo Pontífice.

Con globos amarillos, camisetas con la leyenda de “Bienvenido Francisco a la CDMX” y banderas blancas y doradas, miles de familias corearon al papa argentino, quien es el tercer jerarca de la iglesia católica que visita México, antes lo hicieron sus sucesores Benedicto XVI y Juan Pablo II.

Maria del Real, proveniente de Mérida, relató que viajó más de 13 horas a la capital del país para observar por lo menos un instante al líder de la iglesia católica.

Con una sombrilla y con sus tres hijos decidió realizar el viaje, por una sola razón: pedir por su papá, quien se encuentra enfermo desde hace varios meses.

Bajo este argumento de fe varias familias se congregaron en las inmediaciones del Templo Mariano y sobre la avenida, localizada en la delegación Gustavo A. Madero quienes mitigaron su espera con tortas, sandwiches y jugos.

Otro grupo de personas realizaban aún canticos y alabanzas sobre el llamado “papa viajero”, quien seňalará a México como “Siempre fiel” al Pontificado.

La espera termino, después de las 16:30 horas, el jerarca católico se encontraba sobre Calzada de Guadalupe, donde fue recibido con aplausos, vivas e incluso protestas en algunos sectores de la valla.

¡Te recibe con los brazos abiertos México Francisco!, coreaban cientos de personas que observaban el curso del Papa a una velocidad cercana a los 35 Kilometros por hora.

Bastaron unos segundos para que distintas personas estallaran en júbilo al ver al sumo Pontífice.

Incluso hubo varios que lloraron y se inclinaron ante las vallas cuando vieron pasar al papa Francisco.

En contraste, un grupo de mujeres se desnudaba el torso y se realizaba pintas en el cuerpo para protestar por la visita del jerarca católico.

Mientras que otros colgaban mantas en los edificios aledaňos con la que le daban la bienvenida a Jorge Bergoglio exponiendo la impunidad y la violencia que impera en el país.

A su llegada a la Basílica, decenas de personas optaron por retirarse; sin embargo varios esperaron unas horas más para ver el retorno del Pontífice, quien partirá maňana a primera hora al Estado de México

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top