NVS
City

Desairan delegados retiro de topes

Hasta el momento sólo siete delegados han atendido la solicitud del mandatario capitalino.

Sólo siete de los 16 jefes delegacionales acataron la recomendación del jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, de comenzar a retirar topes en avenidas secundarias, esto con el objetivo de reducir la contaminación y mejorar la movilidad en la Ciudad de México.

Hace unas semanas, el mandatario local anunció que retiraría topes de vías primarias, luego de que expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) confirmaran que éstos generan contaminación, por lo que pidió a los delegados hacer los mismo en las arterias secundarias.

Sin embargo, a dos semanas del anuncio sólo cinco jefes delegacionales comenzaron el retiro de topes en sus delegaciones; dos aún valoran la propuesta y el resto se muestra reticente a comenzar el retiro. En contraste, las autoridades capitalinas han informado el retiro de casi 50 reductores.

La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) contabilizó 30 mil topes en la Ciudad de México; de los cuales sólo dos mil 316 no se encuentran en apego a la norma.

Dione Anguiano Flores, delegada en Iztapalapa, informó que ya puso manos a la obra y de los cuatro mil 500 topes en su demarcación, sólo mantendrá los que se encuentran en escuelas primarias y hospitales,

Otro que se sumo a este programa e incluso ya giró instrucciones para el retiro de topes desde este mes fue Ricardo Monreal Ávila, quien estima que existan más de dos mil elementos de este tipo en la delegación Cuauhtémoc.

El zacatecano reconoció que esta medida beneficiará principalmente a los automovilistas, pues con los nuevos límites de velocidad en la ciudad, los topes son innecesarios.

Los jefes delegacionales del PAN, Xóchitl Gálvez y Christian von Roehrich también se pronunciaron a favor de erradicar los topes de sus demarcaciones.

Desde la primera semana de este mes von Roehrich se comprometió a suprimir 477 topes  de los 795 que se encuentran en vías secundarias de Benito Juárez

La delegada en Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez Ruíz, en tanto, afirmó que va por todos los topes en la Miguel Hidalgo, aunque desconoce el número exacto de estos elementos en vía pública.

Las jefaturas delegaciones de Venustiano Carranza, Xochimilco y Álvaro Obregón no se oponen a la medida; sin embargo, alegaron falta de presupuesto y falta de consentimiento de la ciudadanía.

En entrevista por separado, Avelino Méndez Rangel, delegado en Xochimilco, no cierra la puerta a la  propuesta del Gobierno capitalino, pero aseguró que una medida de estas características debe ir acompañada de una consulta entre los habitantes de la demarcación.

Expresó que muchos de los topes que se encuentran en la demarcación fueron construidos por los vecinos, como una estrategia para protegerse de las altas velocidades del transporte público.

Mientras la Dirección General de Obras de la delegación Álvaro Obregón informó a esta casa editorial que siguen elaborando un diagnóstico para definir cuántos y cuáles serán los topes viales que serán retirados, aunque no tienen fecha para iniciarlo.

A su vez, la administración de Israel Moreno en Venustiano Carranza, señaló que tienen previsto un plan  de trabajo para comenzar el retiro de topes; sin embargo, sólo tienen previsto quitar 30%.

Le hacen el feo 

Esta casa editorial consultó sobre esta propuesta a las delegaciones Magdalena Contreras, Cuajimalpa, Gustavo A. Madero, Azcapotzalco, Tlalpan, Tláhuac y  Milpa Alta, las cuales negaron que exista un programa para el retiro de estos obstáculos.

Mientras las administraciones de Coyoacán e Iztacalco omitieron dar una opinión al respecto, a pesar de que se les buscó en repetidas ocasiones.

Remplazo por reductores… ¿la solución?

Para la Secretaría de Movilidad (Semovi) los topes deben ser sustituidos por reductores de velocidad, los cuales tienen un máximo de 10 centímetros de altura y una pendiente para que los vehículos desaceleren.

Laura Ballesteros, Subsecretaria de Planeación de la Semovi, declaró que se coordinará con las jefaturas delegacionales en el proceso de retiro y así explicar los beneficios de la medida.

“El hecho de que desaparezca un tope no quiere decir que no llegue un reductor de velocidad. Son la versión avanzada de un tope, porque no solamente nos ayudan al cruce seguro de las personas; si no que también nos ayudan a mantener la velocidad óptima de esa vialidad”, manifestó.  

En ese sentido, la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México, reveló que 80% de los topes existes en la urbe son innecesarios, por lo que su retiro ayudará a mejorar la movilidad en toda la ciudad.  

Cabe destacar que el Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, informó que cada vez que un vehículo se detiene y arranca en un tope, gasta diez mililitros de gasolina, lo cual incrementa la contaminación en la metrópoli.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top