City

CRÓNICA: ¡No al deprimido. Sí a los árboles! aseguran los vecinos

A pesar de la virtual victoria y la promesa del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, de clausurar el deprimido Mixcoac en la delegación Benito Juárez los vecinos de la demarcación salieron a protestar nuevamente en contra la reanudación del proyecto vehícular que tendrá una duración de 24 meses.

Alrededor de este medio día, distintos vecinos de las colonias de Benito Juárez, empezaron a llegar al camellón Mixcoac. Portaban playeras blancas con la leyenda “No Al deprimido Mixcoac. Sí a los árboles”, otros llegaron en bicletas aprovechando el domingo para circular sobre la avenida.

Ahí, sobre el camellón, en un acto simbólico se abrazaron a los árboles que se identificaban con una cinta blanca a su alrededor con leyendas en contra de la construcción. Más de 30 vecinos e integrantes de organizaciones en protección al medio ámbiente permanecieron en el lugar gritando e incitando a los ciclístas que pasaban por la avenida a unirse a la movilización.

Con un altavoz en mano y un cartel que denunciaba los daños que ocasionaría el túnel del doble desnivel, Leonora Esquivel organizaba la protesta animando a los manifestantes a no bajar los brazos y seguir levantando los carteles, así como  invitarlos repartir los folletos a todo aquél que pasará por el lugar.

Niños, jovenes, personas de la tercera edad y hasta uno que otro canino se sumaron a la protesta en contra del proyecto vehicular que tendrá un costo aproximado de dos mil 500 millones de pesos.

A su vez , abrazado de un árbol , Francisco Rodriguez, oriundo de la demarcación, aseguraba que si se han entablado  mesas de trabajo con el Gobierno del Distrito Federal; sin embargo, se encontraban en espera de la resolución final de sus peticiones.

Durante una hora se mantuvó la protesta en el camellón, gritando a favor del cuidado al medio ámbiente, en contra del deprimido, también se escucharon  consignas pidiendo la destitución de Tanya Müller, títular de la Secretaría del Medio Ámbiente en el Distrito Federal.

A las 13:15 horas se daba el anuncio de que las autoridades iniciaban la reanudación de las obras sobre Avenida Revolución, cuya noticia enardeció los ánimos de los vecinos que emprendieron su camino hacía el lugar. Tomarón, con el consentimiento de los cíclistas un carril de la avenida para marchar hacía el lugar. ¡Mancerda, No Al Deprimido! vociferaban. Mientras algunos peatones y ciclístas se unían al movimiento para hacer escala metros más adelante donde se encontraban los trabajos de excavación.

Tras el recorrido, diferentes automóvilistas se solidarizaban con la marcha, al tocar en repetidas ocasiones su claxón y sacar la mano en apoyo.

Entre las entraňas del pequeňo contigente, se obervaba a Jesús González Shmals, militante de Morena, reservado y tranquilo, que a diferencia de otras protestas, ahora solo portaba un pequeňa cartulina en contra del Deprimido. Metros atras se unían personas de la delegación Azcapotzalco y de Iztapalapa.

Durante el trayecto de los manifestantes, patrullas y elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP-DF) resguardaron la movilización en la laterales de la avenida.

A las 13:45 horas los vecinos llegaron a la zona de la construcción; sin embargo, no había un solo trabajador, por lo que optaron por subirse a un tractor y una grua para ahí levantar sus mantas y carteles en protesta de la obra; algunos se tomaban selfies para subirlas a sus redes sociales arrobando el hastag #NoAlDeprimidoMixcoacxc o solamente #NoAlDeprimido.

Cantaron y levantaron su mantas para concientizar a  los conductores que miraban con curiosidad la protesta. Un señor de avanzada edad que conducia un Spark negro detuvo la marcha de su auto para tomar un cartel y sumarse al movimiento por algunos minutos, comentaba que a él también le afecta este tipo de construcciones por la deforestación que se hace en la Ciudad de México.

Mientras por otro lado, una familia extranjera que cruzaba la avenida, se detenía a preguntar el porqué de la protesta y recibir un par de folletos  de los vecinos que no se cansaban de hacer consignas en contra del deprimido.

Tras media de estar en lugar, a las 14:15 de la tarde los habitantes de Benito Juárez, Azcapotzalco e Iztapalapa, así como los integrantes de las organizaciones civiles, agradecierón el apoyo a la causa y adviertieron que llegarán hasta las últimas consecuencias para frenar de manera permanente el deprimido Mixcoac.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top