NVS
City

Consumo de ‘crack’ puede convertirse en epidemia, alertan especialistas

Explican que su grado de adicción atrapa a jóvenes capitalinos.

El uso de la cocaína fumada conocida como “piedra” o “crack” podría convertirse en una epidemia entre los consumidores de drogas químicas de la Ciudad de México por su grado de adicción, advirtió el antropólogo visual Eduardo Zafra, coordinador de la asociación civil SEISYC y coordinador del proyecto Tirando Esquina, Interviniendo Muros de Salud.

Tras participar en una investigación de dos años aplicada por la Universidad de California y el Hospital Psiquiátrico Juan Ramón de la Fuente, los investigadores descubrieron que en tres de delegaciones: Iztapalapa, Cuauhtémoc y Coyoacán, es donde se usa con mayor frecuencia.

Dichos datos coinciden con los que El Big Data Mx dio a conocer en agosto pasado, donde también se indicó que jóvenes y solteros son los principales consumidores.

LEER MÁS: Jóvenes y solteros, los principales consumidores de crack en la CDMX

Tirando Esquina, proyecto piloto apoyado por la Fundación Bill y Melinda Gates, intentó detectar las problemáticas que se presentan entre los usuarios de “crack” y qué implica para las familias y comunidades donde conviven los consumidores de esta droga de diseño que nació en la década de los 80 en Estados Unidos y llegó en los años 90 a las tierras de mexicanas.

Hepatitis, tuberculosis y neumonía son las principales enfermedades detectadas entre los usuarios de está droga ilegal en la capital, pero otro dato que evidenciaron los expertos fue que más de 50% de los adictos avanzados ya tuvieron experiencias de cárcel, anexos y hospitales, por lo que el riesgo de que padezcan alguna enfermedad es alto.

La negociación para obtener droga por sexo o el intercambió de pipas o parafernalia para fumar la sustancia cocinada con bicarbonato, cocaína o algunos medicamentos veterinarios, convierte a los consumidores en un sector vulnerable.

Ante este panorama decidieron aplicar un programa de reducción de daños, muy parecido a la campaña de salud que se implementó durante la propagación del VIH SIDA entre los usuarios de drogas inyectables en Estados Unidos.

“Tirando Esquina fue una campaña nocturna para la aplicación de un programa de salud a consumidores de “crack”, por medio del video maping, algo que no se había visto en la Ciudad de México. La importancia es que la Fundación Gates ya habían estudiado la llamada epidemia de “crack“ en Estados Unidos, que al final no hubo un impacto constante a nivel de salud y social”, señaló en entrevista.

Eduardo Zafra explicó en entrevista que por territorio –2 millones de habitantes– Iztapalapa es la demarcación que más puntos de distribución tiene, ya que en todas las colonias de la demarcación tienen por lo menos un punto de venta de “piedra”.

Cuauhtémoc es la zona de la venta a gran escala y al menudeo, aquí puede haber 2 mil puntos de venta, pero en vez de vender cinco o diez papeles de “piedra” como en Iztapalapa, puede vender gramos o kilos, en colonias como la Morelos, Tepito, Centro Histórico, la Obrera, Peralvillo o Tlatelolco.

Detalló que lo que cambia es la manera de distribución, pero las historias se repiten. En Coyoacán, al sur de la capital, el usuario no es el de pocos estudios como Iztapalapa, sino son personas que estudiaron la preparatoria y la universidad.

El investigador Mario Domínguez los califica como consumidores “funcionales”, que no consumen diariamente, pero tienen una adicción semanal, quincenal o mensual; tienden a repetir el uso y da una señal que tiene un problema.

El también comunicador egresado de la UNAM sentenció que el uso del “crack” o “piedra” está siendo suplantada por otra droga de diseño más peligrosa: el “cristal”, sustancia que es ya una realidad en la Ciudad de México, pues aseguró que ya se puede comprar en Tepito y en otras colonias de la capital.

El “cristal” fue creado para satisfacer el uso y efecto de cuatro de las principales drogas de diseño; sin embargo, el desgaste físico de los usuarios es más inmediato y letal, ya que puede tener las afectaciones que puede tener un usuario de “crack” en un año, un consumidor de “cristal” lo puede tener en un mes.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top