NVS
City

Con acarreados muestran músculo Anguiano y Lobo

La toma de protesta  de los 16 delegados en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) tuvo dos protagonistas: Dione Anguiano por Iztapalapa y Victor Hugo Lobo de Gustavo A. Madero; con pancartas, porras, matracas y hasta sonido bachatero fueron recibidos ambos delegados.

Desde las 10 de la mañana fueron llegando al recinto legislativo uno a uno los delegados que comandarán a partir de hoy las 16 jefaturas delegacionales políticas del Distrito Federal.

En los alrededores de la calle Donceles, grupos de personas provenientes de Iztapalapa, Gustavo A. Madero e Iztacalco se arremolinaban frente a las vallas, aunque a diferencia del informe de Miguel Ángel Mancera el pasado 17 de septiembre, se veia menor flujo de gente.

Los primeros delegados en llegar fueron Pablo Moctezuma de Morena, quien desfiló sin pena ni gloria rumbo a la ALDF, ya que ni el grupo de 10  morenistas que lo esperaban lo vieron llegar. Lo mismo sucedió con el panista Christian von Roehrich por Benito Juárez.

Los que encendieron los ánimos de la concurrencia fueron el ex jefe delegacional de Cuajimalpa y actual diputado local priísta Adrián Ruvalcaba y el presidente del PRI en el DF, Mauricio López, quienes fueron blanco de rechiflas y abucheos de simpatizantes de Anguiano y Lobo en la entrada al recinto de Donceles.

El contraste lo dio Victor Hugo Lobo, que por esta ocasión ingreso a la Asamblea Legislativa sin su esposa Nora Arias, pues ella llegó antes que él.

¡Lobo amigo, la GAM está contigo! gritaban simpatizantes ante el arribo de la llamada “familia imperial”.

En un intento de réplica y protesta, personas que portaban banderas morenistas calificaban a Lobo de “cordero y traidor”.

La que encendió los ánimos y hasta aplausos se llevó fue Dione Anguiano, quien durante su arribo lucía como una rockstar. La perredista de hueso colorado saludó, abrazó, se tomó selfies  y mandó besos a las más de 300 personas que se dieron cita para verla.

Se escuchaba y retumababa la porra, ¡Yo si le voy le voy a mi Dione!, una y otra vez se escuchaba el cántico que emergía de varios grupos de personas.

Banderas amarillas, blancas y hasta globos rosas, los delegados del sol azteca hacían gala de su enorme convocatoria en las dos delegaciones más grandes de la Ciudad de México.

Mientras que por su lado, Xóchtil Gálvez rompió con su acostumbrado estilo, lució nuevo look, esta vez portaba un traje sastre gris con una blusa blanca y vivos rosas. Al pasar el teatro Fru, Fru se acercó a saludar a una familia que se distinguía entre las demás personas por portar el traje típico huichol de Nayarit.

La familia le dijo a la oriunda del estado de Hidalgo, que no olvidara sus raíces y que en tres aňos la esperaban allá.

Con veinte minutos después de las once llegó el último delegado, por lo que  la mayoría de las personas que se encontraban en las laterales de las calles se empezaron a retirar, aunque  un contnigente de perredistas se mantuvo frente a la sede de la Asamblea Legislativa en espera de que finalizara la toma de protesta de los nuevos  delegados.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top