City

“Casi” todo se hizo mal en la Línea 12 del Metro 

IMG_5564.JPG

Por Geovana Royacelli

@geo_royacelli

La Comisión Investigadora de la Línea 12 del Metro de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, concluyó en su informe final que hubo errores desde la planeación, ejecución, construcción y operación de la llamada línea dorada, tras la investigación que realizó para determinar las causas que  desde hace más de un año mantienen cerradas 11 estaciones de ese medio de transporte.

Jorge Gaviño, presidente de la Comisión Investigadora dio a conocer que se documentaron irregularidades en  contratos, no hubo un proyecto ejecutivo de la obra, se pensó en 23 estaciones y finalmente se construyeron 20 y en los trenes se pensó en convoyes de ocho carros y finalmente se construyeron  de siete.

Además se optó por construir el tramo elevado – mismo que permanece cerrado por representar un riesgo para la población- aunque esta obra presenta desventajas como susceptibilidad ante deformaciones, variaciones del suelo y sismos;  su mantenimiento es costoso y complejo, pero su construcción inicial es más barata y se hace en menos tiempo.

Además se contrató a precio alzado y con base en dólares a precio de 16.75 pesos por dolar, lo que representa un riesgo para el erario; faltó planeación, programación, presupuestación y se inventaron términos como el de “racionalización” que permitió un sinnúmero de modificaciones a los contratos;  la línea dorada se construyó con 492 días más de lo planeado, es decir, hubo más de un año de retraso.

Culpa compartida

La Línea 12 del Metro se inauguró el 30 de octubre de 2012, aún durante la administración del ex Jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, y minutos antes del acto público se entregó la certificación de operación pese a que había 5 mil pendientes de la obra, no se había revisado la obra civil ni 12 de los 30 trenes que circularían por esa vía.

Fue el 11 de marzo de 2014, durante la administración de Miguel Ángel Mancera, cuando se anunció el cierre del tramo elevado de la Línea 12 por estar en riesgo de descarrilamiento, debido a desgaste ondulatorio en las vías por donde circulaban trenes que no son compatibles con ellas y que a diario transportaba alrededor de 4 mil personas.

Durante esta administración, el Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC) también tuvo responsabilidad, pues le correspondía el mantenimiento óptimo de la Línea 12 y, de acuerdo al informe éste no se realizó, lo que también contribuyó al deterioro.

La Comisión Investigadora recomendó establecer en la Contraloría General del Distrito Federal, auditorías anuales sistemáticas y permanentes al Sistema de Transporte Colectivo, sobre el desempeño de sus funciones y actividades relacionadas con la prestación del servicio, el mantenimiento y los programas de desarrollo.

También se recomendó revisar, actualizar y autorizar un programa de mantenimiento predictivo, preventivo y correctivo para Línea 12, que permita minimizar fallas e incidentes, y mejorar sustancialmente la eficiencia del sistema y la calidad del servicio.

Y hacer pública una versión que contenga la información del fideicomiso que garantiza el pago del Proyecto de Prestación de Servicios (PPS), y de los contratos contraídos en moneda extranjera, los cuales se encuentra reservados por acuerdo del Comité de Transparencia del STC Metro de fecha 11 de abril de 2013.

Los integrantes de la Comisión Investigadora aseguraron que hay cosas que se hicieron bien en la construcción de la Línea 12 pero no pudieron detallarlas.

Mañana jueves, será presentado ante el Pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal el informe final y se prevé que sea aprobado por mayoría, incluidos todos los partidos políticos.

Consulta el informe íntegro:

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top