23 de Septiembre de 2017
City

Caltongo aún no se recupera de las anegaciones que dejó la lluvia

A casi dos semanas de las fuertes lluvias los habitantes de Xochimilco siguen con acumulación de aguas negras que incluso les ha provocado afectaciones en la piel.

La lluvia que azotó a la delegación Xochimilco el pasado 25 de septiembre dejó a miles de pobladores con severas afectaciones en sus viviendas, pérdidas en sus cosechas y hasta con enfermedades en la piel.

Uno de los barrios que aún no se recupera de las anegaciones es Caltongo, donde sus pobladores sufrieron daños en sus bienes inmuebles, luego de que las aguas negras ingresaran hasta sus domicilios.

Incluso, varios de los colonos tuvieron que mudarse temporalmente de sus casas, debido a las fracturas que surgieron en las edificaciones, el fuerte olor de las aguas negras y la pérdida de varios de sus muebles.

A esto se le suma las enfermedades que varios de los colonos comenzaron a mostrar en la piel, al no poder limpiar sus domicilios al 100% y exponerse a la basura y polvo que dejaron las inundaciones.

Esta casa editorial realizó un recorrido sobre la zona afectada y observó las condiciones en las que se encuentran los habitantes de dicho barrio y, aunque la mayoría de las calles ya se encuentran limpias, varios de los habitantes aún presentan afectaciones al interior de sus viviendas.

Tales son los casos de las calles Lirio, Alcatraz y Las Flores,  donde los colonos perdieron varios de sus bienes por las aguas negras,  y que hasta la fecha no han podido desazolvar por completo.

Los habitantes afirmaron que recibieron un colchón y un refrigerador por el Gobierno de la Ciudad de México, mientras que por parte de las autoridades delegacionales obtuvieron un kit, los cuales, refieren, no compensan los daños que percibieron.

“Los muebles, libros, ropa y hasta el colchón, todo se nos echo a perder con la lluvia. La delegación sólo nos mandó un kit con cloro, escoba y jabón. El apoyo que nos prometieron no llegó y las brigadas de ayuda siguen sin atendernos”, sostuvo Leticia Mendoza, pobladora de Caltongo.

Patricia Olvera Martínez, presidenta de la asociación civil Caminemos Juntos Por un Fin Común, detalló que las afectaciones a los residentes fueron múltiples y que en algunos casos hubo pérdida total de cosechas y casas.

“Hay daños en sembradíos, animales muertos y cuestiones personales como electrodomésticos, estufas, camas y ropa. Apenas en esta semana los niveles de aguas negras comenzaron a descender”, acusó.

Al respecto, el jefe delegacional, Avelino Méndez Rangel calificó la precipitación de “histórica”, al contabilizar cuatro millones de metros cúbicos de agua el pasado domingo, por lo que no descartó que más adelante se catalogue el área afectada como zona de desastre natural.

El militante del partido de Morena precisó que las intensas lluvias dejaron a más de 10 mil afectados, pérdidas superiores a los 100 millones de pesos, así como 643 viviendas dañadas y 30 hectáreas con afectaciones.

Sobre las brigadas de limpieza que desplegaron las autoridades delegacionales, Rangel afirmó que se lleva más de 90% de desazolve en los barrios Santa María Nativitas, San Lucas, San Lucas Xochimanca, Santiago Tulyehualco, San Gregorio y Caltongo.

“A todos los habitantes que tuvieron inundaciones en sus casas se les brindó la debida ayuda. Te puedo decir que la respuesta del Gobierno capitalino y de la delegación fue oportuna e inmediata”, aseguró el titular de la demarcación.

Foco rojo

Además de los daños materiales los pobladores deben lidiar ahora con el hedor que dejaron las aguas negras, luego de que el canal del barrio se desbordara y afectara a cientos de casas de la zona.

“Las fosas sépticas están tapadas, y es ahí donde hacemos nuestras necesidades.  Algunas de ellas incluso hasta se desbordaron de lo llenas que estaban, es un tremendo foco de infección”, denunciaron los vecinos.

Durante el recorrido se constató que varias casas cuentan con fosas sépticas en lugar de drenaje, el cual fue superado por las lluvias y que hasta el momento siguen al tope de su máxima capacidad.

Esto originó la aparición recientemente de mosquitos y plagas de larvas en las zonas húmedas de las casas y que a pesar de la limpieza que realizan los pobladores, esto siguen incrementándose, debido al olor y aguas negras que persisten en la zona.

Y, aunque la administración delegacional implementó un operativo de ayuda humanitaria en distintos barrios y pueblos de la demarcación, decenas de pobladores siguen sufriendo los estragos de las lluvias.

Lluvias atípicas serán más frecuentes

Es la tercera vez que Xochimilco sufre por inundaciones en lo que va durante este 2016. El delegado atribuye este fenómeno a la falta de una red hidráulica y que los pobladores sigan tirando basura en los canales de la Zona Chinampera.

“Nos vemos superados constantemente por las precipitaciones, lo malo es que no existen recursos específicos para dar atención a la ciudadanía en caso de una inundación, sin embargo, brindamos la ayuda que podemos y hasta el momento no hemos tenido pérdidas humanas ”, refirió.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top