NVS
City

Buscan certificar a taxistas

La intención es que los taxistas sean más competitivos, que sepan inglés y tengan conocimientos de guía de turismo para poder orientar a quienes llegan a vacacionar en la Ciudad de México.

La era del taxista “cafre” puede llegar a su final, ya que el Instituto de Capacitación para el Trabajo de la Ciudad de México (ICAT CDMX) en conjunto con el Centro para el Fomento de la Educación y Salud de los Operarios del Transporte Público de la Ciudad de México (Cenfes) planean que los taxistas se certifiquen con el objetivo de que puedan mejorar su capacidad de servicio.

A decir de la Maestra Carolina Klee Juárez, directora técnica académica del ICAT CDMX, la intención es que los taxistas sean más competitivos, que sepan inglés  y tengan conocimientos de guía de turismo para poder orientar a quienes llegan a vacacionar en la Ciudad de México.

“Para ser más competitivos es sumamente importante que sigamos capacitándonos, que sigamos profesionalizándonos y el Instituto es un medio, una herramienta para hacerlo”, sostuvo.

A pesar de que desde enero de este año el ICAT ha impartido capacitaciones, el fin último, dice, es alinear los cursos con el estándar ECO 246.

“Una cosa es la capacitación en materia de certificación y otra es la certificación. La certificación es un proceso de evaluación y ese estamos en proceso de implementarlo. El Instituto ya es una entidad de certificación y evaluación pero estamos en un proceso administrativo en la cuestión de acreditar el estándar. Pero el ICAT en lo que está trabajando ahorita es en el diseño precisamente de la capacitación alineada a ese estándar (ECO 246) para que podamos ofrecerla”.

“Más o menos nosotros contemplamos que en dos meses o el próximo año comencemos a dar la capacitación. Porque ahorita damos cursos que toman ciertos parámetros pero no es la capacitación integral y en eso trabajamos”, detalló.

De acuerdo con Carolina Klee, la capacitación será modular contemplando que los operarios de taxi no cuentan con mucho tiempo para asistir al curso.

“Lo que buscamos es que sea modular para que vayan pasando de módulo en módulo y cuando terminen esa capacitación puedan proceder al paso de la evaluación y lograr su certificación”, fundamenta.

“En los módulos se tratará el manejo defensivo, la conducción económica, lo que tiene que ver con cuestiones del desarrollo humano como la calidad en el servicio, el inglés”, dijo.

La finalidad es que los taxistas cuenten con una certificación que los avale como trabajadores competentes, lo cual da reconocimiento y dignifica la función del operario de transporte; además de que otorga reconocimiento a nivel nacional.

Sin embargo, resaltó, el problema es que las autoridades del Gobierno del Distrito Federal no han establecido la obligatoriedad de la certificación.

 

“El que no sea de carácter obligatorio como sucede en Puebla que ahí para obtener tu licencia debes estar certificado, pues obviamente impacta. Lo que buscamos es concientizar al operador”, señaló.

Independientemente de si es obligatorio o no, Carolina Klee Juárez considera que es importante que los operarios se capaciten en aras de ser más productivos.

El estándar de competencia ECO246, aprobado el 17 de julio de 2012 por el Comité Técnico del Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales (CONOCER). El cual, busca ser referente para la evaluación y certificación de las personas que se desempeñan como operarias y operarios de vehículos de transporte público individual.

De esta manera los taxistas deben comprobar las condiciones físicas y normativas de su vehículo, así como su conducción, atención al usuario y aplicación de medidas de seguridad y protección del medio ambiente.

Rocío Mejía, directora General de Cenfes comenta que se le ha propuesto a Semovi que la certificación sea un requisito obligatorio ya que por el momento, expone, la capacitación es a voluntad de los taxistas.

“Se lo propusimos por oficio a las autoridades anteriores y ahorita estamos en espera de tener una reunión de trabajo con las nuevas autoridades y presentárselos para que ellos lo consideren”, comentó.

Además la titular de Cenfes comenta que la idea es que el ICAT CDMX sea el organismo certificador para que se abaraten los costos a los operarios y éstos decidan certificarse, ya que actualmente los cursos de capacitación rondan los mil 500 o dos mil 500 pesos.

Por ello, comentó, el próximo lunes se iniciará en las instalaciones del Cenfes una precapacitación para operarios de taxi con la intención de que constaten las ventajas de estar certificados.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top