Celebra el Día Mundial del Sexo Oral

6 septiembre 2016 3:51 pm

Sí, hoy se celebra el Día Mundial del Sexo Oral. La fecha se eligió por simple juego numérico combinación de los números 6 y 9, que corresponden al día y al mes, respectivamente, y que justos representan la famosa posición sexual del 69 y en la cual, dos personas se practican sexo oral mutuamente.

Si estás pensando celebrar esta fecha aquí te dejamos cinco consejos para que sea todo un éxito.

 

1.Exprésate: a todos nos gusta saber que estamos haciendo un buen trabajo. Aumentan nuestras ganas de continuar, nos excita y nos hace sentir sexys. Así que si te toca recibir no estés en silencio y exalta el buen trabajo que te están realizando y lo mucho que lo disfrutas.

Aunque en el caso del que está dando puedes practicar el sexo mudo: gemir, hacer ruidos con la saliva, con la lengua o con las manos, es la mejor forma de recordar que estás ahí y que te la estás pasando bien.

 

2.Busca la comodidad: igual que si el que recibe no está en una posición cómoda va a tardar más en alcanzar el clímax, del otro lado una postura molesta se traducirá en ofrecer una experiencia buco-sexual bastante peor, dominada por la ansiedad de acabar cuanto antes.

Si van a estar arrodillados un buen cojín será el aliado perfecto y si nos tumbamos sobre la otra persona, procurar encontrar una postura en la que no se contracture el cuello.

 

3.Limpieza: Mantener una higiene personal siempre se agradece. Una ducha previa no tiene por qué cortar el momento, al contrario: ¿y si empiezan a jugar en un ambiente limpio?

 

4.Manos arriba y abajo: Recuerda que nuestros dedos pueden ayudarnos a dar placer más allá de la boca: desde pechos, muslos, glúteos o testículos hasta utilizarlos para hacer una visita a la zona de la próstata o de la vagina, según sea el caso. También si estás recibiendo, acaricia su cabeza, su rostro y, por supuesto, todas las zonas erógenas que encuentres a mano.

 

5.Avisa antes de llegar a la meta: pese a lo que vemos en el porno, a muchas mujeres no les gusta tragarse el semen ni que se lo viertan en la cara. La eyaculación femenina no es tan común, y es curioso que muchos hombres parecen no percibir cuando ellas han llegado al orgasmo. Es mejor avisar cuando se está llegando. Así tendrán algo de tiempo para improvisar un final interesante.

Comentarios