Playas mexicanas, un oasis de diversidad

8 abril 2017 4:55 pm

México posee una de las mayores riquezas en cuanto a playas se refiere, pues se contabilizan al menos 450 en los 11 mil 122 kilómetros de costa que tiene el territorio nacional.

Las vacaciones, particularmente las de Semana Santa, se convierten en un pretexto perfecto para aventurarnos a conocer nuevos rincones del país donde disfrutar del sol, la arena y el mar.

Por eso, en esta edición te compartimos algunas de las opciones que puedes tomar en cuenta para tu siguiente destino playero.

Calakmul

Situada al sureste de Campeche, esta reserva de la Biósfera alberga una zona arqueológica maya y es, además, Patrimonio Mixto de la Humanidad.

Ubicada a 290 kilómetros de la capital campechana, en Calakmul podrás encontrar monos araña, jaguares, pumas, ocelotes, osos hormigueros, águilas y tapires.

Holbox

Localizada a 145 kilómetros de Cancún, la isla no sólo tiene playas de arena blanca y aguas color turquesa, sino que ofrece la experiencia de disfrutar del Caribe mexicano en un sitio donde los autos prácticamente no existen.

Holbox está rodeada de manglares, ríos y cenotes y es poseedora de una de las pocas playas en el país donde se puede apreciar el efecto de bioluminiscencia en el mar.

Entre su fauna destacan cientos de tipos de aves como flamencos, pelícanos y garzas, además de la especie marina de tiburones ballena.

Loreto

La Bahía de Loreto se extiende a lo largo de 65 kilómetros sobre la costa y es una área natural protegida, además de un Parque Nacional ubicado en el mar de Cortés.

En sus playas hallarás delfines, mantarrayas, lobos marinos, pelícanos, tortugas, tiburones y, durante el invierno, ballenas.

Entre las actividades a realizar se encuentra el canotaje, el remo, el kayak y la pesca deportiva.

El Madresal

Escondido por los manglares que lo rodean, se encuentra un tesoro natural al que sólo se accede en lancha. Esta joya chiapaneca alberga un santuario de cocodrilos, y si lo deseas, puedes pescar o visitar a las tortugas del lugar.

El oleaje de la zona es mínimo, por lo que se disfruta de la calidez de sus aguas, mientras aprecias la flora y fauna, cuyos protagonistas son cangrejos, gavilanes y pelícanos.

Playa Azul 

Localizado en el estado de Michoacán, a 25 kilómetros del puerto de Lázaro Cárdenas, este lugar lo tiene todo: arena, mar, ríos, cascadas y montañas que en conjunto brindan una experiencia completa a quien decide visitarlo.

Además de los increíbles paisajes que ofrece Playa Azul, también se puede observar la reproducción de la tortuga marina, gracias a los distintos campamentos de conservación que ahí se encuentran, mismos que cada tercer fin de semana de octubre se reúnen para llevar a cabo el Festival y Exposición de la Tortuga Marina.

Los Algodones

En la Bahía de San Carlos, Sonora, hallarás este pequeño paraíso desértico rodeado de dunas de arena blanca, donde tendrás la oportunidad de practicar buceo, esnorquel, pesca, jet ski, windsurf y realizar cabalgatas y sandboard.

El lugar cuenta con un mirador panorámico que te regalará la mejor vista de los atardeceres que contrastan de forma perfecta con el azul del mar de Cortés.

Zicatela

Al oriente de Puerto Escondido Oaxaca, se localiza esta playa, considerada como la tercera mejor a nivel mundial para practicar surf.

Tiene una extensión de tres kilómetros, y cada año se desarrollan torneos nacionales e internacionales de surf, siendo el de noviembre el más importante. Las olas llegan a alcanzar los seis metros de altura.

Mazunte

Designada como uno de los 111 Pueblos Mágicos de México, Mazunte es una de las playas vírgenes más populares del país, localizada a 22 kilómetros de San Pedro Pochutla. Alberga el Centro Mexicano de la Tortuga, y a partir de mayo es común encontrar a las carey y laúd desovando en la playa.

Mazunte también es conocida por su gente y sus costumbres tradicionales que se conservan intactas hasta hoy en día.

Balandra

Ubicado en La Paz, Baja California, este paraíso de arena blanca te ofrece la posibilidad de sumergirte hasta a 500 metros de distancia de la playa, puesto que carece de oleaje, lo que te permite convivir y disfrutar de la flora y fauna, así como apreciar los distintos tonos del mar, que van del azul turquesa al verde.

Es una playa tan virgen que te recomendamos que lleves víveres, ya que no hay negocios ni vendedores alrededor.

Playa Paraíso

El hogar de la segunda barrera de coral más grande del mundo se ubica a un kilómetro de la zona arqueológica de Tulum y está catalogada como una de las mejores playas del país.

Es un excelente lugar para practicar esnórquel, pues además de sus aguas cristalinas, el coral alberga gran cantidad de especies marinas que podrás apreciar en su hábitat natural.

Playa del Secreto

Tal como su nombre lo indica, este sitio es un secreto bien escondido en Quintana Roo, y para llegar a él tienes que atravesar varios metros de manglar. Cabe mencionar que el esfuerzo vale la pena, pues el lugar se encuentra alejado del bullicio, además de que no cuenta con energía eléctrica.

Está localizada a 48 kilómetros de Cancún y resulta ideal para el ecoturismo.

Playa del Secreto es también un santuario de desovación para las tortugas y de anidación de cangrejos.

Las Coloradas

Aunque no lo creas, las aguas de este puerto yucateco son de color rosado gracias a la gran concentración de sal de mar. Está rodeado de manglares, dunas, ríos y playas vírgenes.

Se encuentra muy cerca del Parque Natural Reserva Río Lagartos y es albergue de flamencos que visitan la zona por temporadas.

Xpicob

A 15 minutos de Campeche se halla uno de los secretos mejor guardados de las playas mexicanas en Xpicob: un campamento tortuguero, donde de julio a enero se puede observar el fenómeno conocido como bioluminiscencia.

Dicho fenómeno natural se produce por la presencia de unos microorganismos llamados noctiluca, los cuales forman parte del plancton y cuando suben a la superficie para alimentarse, su alta sensibilidad al movimiento provoca que desprendan una mínima cantidad de luz que hace parecer que las aguas del mar estuvieran encendidas.

Definitivamente hay muchas más playas que podrías visitar, por eso te invitamos a que compartas con nosotros los paraísos que conozcas en el territorio nacional y nos cuentes tu experiencia en cada uno de ellos. No olvides proteger tu piel de los rayos del sol para evitar cualquier inconveniente.

Comentarios