Bienestar

Transplante de útero una opción para infertilidad

útero, trasplante de útero

Las mujeres que sufren infertilidad podrán lo gran ser madres al someterse a una operación de trasplante de útero, hasta la fecha hay 5 casos exitosos en Suecia.

En México la medicina con fines reproductivos podría considerar el trasplante de útero, la cual es una opción para tratar aproximadamente a 25 mil mujeres que padecen de infertilidad por factor uterino absoluto.

Un grupo de médicos suecos pioneros en esta técnica visitaron la ciudad de Guadalajara, con el objetivo de compartir sus experiencias a médicos mexicanos, quienes ven en dicho procedimiento una fuerte alternativa para tratar la infertilidad.

Suecia es el único país en el mundo que ha logrado con éxito estos trasplantes con un 57% con cinco nacimientos logrados a través de un útero trasplantado desde el 2014 . El doctor Luis Arturo Ruvalcaba Castellón, director del Instituto Mexicano de Infertilidad (IMI), en 2013 lideró el primer trasplante de ovarios realizado en México y Latinoamérica, procedimiento que calificó como un buen preámbulo al trasplante de útero.

El doctor Mats Brännström, presidente del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Gothenburg, quien señaló que la idea inicial surgió de una paciente con síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser (MRKH), en 1998 y que el transplante no puede calificarse como una “idea loca“.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la infertilidad es una enfermedad del sistema reproductivo, definida como la incapacidad de lograr un embarazo luego de un tiempo determinado.

Candidatos al trasplante

El trasplante de útero está especialmente dirigido a mujeres que sufren de agenesia vaginal, causada por el síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser. Este desorden, que afecta a una de cada cuatro mil 500 mujeres, implica la no formación en distintos grados de la vagina y útero, con presencia normal de ovarios.

La doctora García Amador miembro del IMI, señaló que en la actualidad no existe un tratamiento para combatir la infertilidad cuando esta está definida por factor uterino. Las opciones que se ofrecen son la adopción o la gestancia subrogada.

“De las pacientes con problemas de infertilidad, el factor uterino como único factor de infertilidad representa entre uno y cinco por ciento. Este procedimiento está dirigido a este grupo de pacientes”, señaló García Amador.

Además de las mujeres con el síndrome MRKH, las personas transgénero también podrían ser candidatas a la operación dijo el médico Niklas Kvarnström, miembro del equipo de investigación del doctor Brännström.

“No puedes descartar los pacientes transgénero. Hacemos cirugía para reemplazar o corregir la anatomía para estas personas que han nacido en el cuerpo incorrecto y creo que en el futuro también seremos capaces de trasplantar un útero para ellos. Es completamente posible —que se embaracen los hombres—, no es más difícil de lo que hemos hecho hasta ahora. Es solo cuestión de si deberíamos hacerlo”, afirmó Niklas Kvarnström.

Rechazo por el cuerpo

Como en cualquier trasplante de órganos, para llevar a cabo este procedimiento es necesario que la paciente receptora alcance cierto grado de inmunosupresión, a fin de que se disminuya el riesgo de rechazo.

Sin embargo, la inmunosupresión conlleva una serie de efectos secundarios. Por ello, la terapia de inmunosupresión continúa únicamente por el tiempo que el útero permanezca en el cuerpo.

“Eso puede ser hasta que haya dado a luz al primer bebé y luego sacamos el útero. También puede ser que en caso de que el embarazo haya sido fácil de conseguir y desarrollar, se busque otro embarazo”, comentó Niklas Kvarnström.

Por ello, el periodo de inmunosupresión puede ser de dos hasta cuatro años. Los riesgos de la intervención se reducen, como en cualquier cirugía, a la anestesia y a los propios de la operación. Al momento no existe registro de efectos secundarios en los bebés que nacen de mamás inmunosuprimidas, aunque aumenta ligeramente el riesgo de preeclampsia.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top