NVS
Green Data

Refuerzan conservación de Lobo mexicano

lobo mexicano, green data, unam, el big data, big data, peligro de extincion

En poco más de cuatro años han sido liberados 21 ejemplares en Chihuahua y Sonora.

Existen 19 ejemplares de lobo mexicano, especie en peligro de extinción, que han sido liberados en Sonora y Chihuahua con collares para ser ubicados, mencionó Jesús Lizardo Cruz Romo, asesor del grupo de manejo del Plan de Sobrevivencia de este mamífero.

Desde hace más de cuatro años, a partir de la reintroducción de la especie y el esfuerzo de académicos, se han vuelto a escuchar los aullidos de este ejemplar en territorio nacional.

 “Durante el programa, en el cual fueron liberados 21 de ellos, se tienen registros de que dos se encuentran perdidos pues ya no cuentan con el aparato de localización y los lobos restantes formaron manadas”, añadió Cruz Romo.

Durante la conferencia El lobo mexicano: retos y expectativas de su recuperación, impartida en el Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico (CCADET) de la UNAM, explicó que a pesar de que en EU se iniciaron los trabajos para el rescate en 1998, México se unió hasta el 2011.

El programa cuenta con colaboraciones de instituciones como la UNAM, la Universidad Autónoma de Querétaro y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, entre otras.

El lobo mexicano ha sido declarada especie en peligro de extinción desde hace décadas, tiene el tamaño promedio de un pastor alemán, su peso varía entre 20 y 40 kilogramos, viven 12 años en cautiverio y ocho en vida silvestre, aproximadamente.

De las manadas referidas, una habita en Sonora y cuenta con dos parejas alfa y cuatro cachorros, la otra está en Chihuahua y se encuentra conformada por dos parejas alfa, cinco lobos de dos años y seis cachorros de un año de edad.

Alimentación:

  • Puercos.
  • Venados de cola blanca.
  • Ardillas.
  • Zorrillos.

Para que el programa de protección se mantenga, es necesario el apoyo federal y aéreas protegidas, así como monitoreo de vida silvestre, debido a que de 2011 a 2014 se han registrado muertes de ejemplares por envenenamiento y armas de fuego, concluyó Cruz Romo.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top