Green Data

Negligencia y burocracia pudo causar la muerte del orangután Jambi

Jambi

La diputada independiente, Polimnia Romana, considera que los zoológicos capitalinos son un foco rojo, la burocracia en los zoológicos es la que retrasa la atención médica de los animales, además que los espacios no son los adecuados.

La diputada local independiente, Polimnia Romana, considera que la muerte del orangután Jambi se debió a una negligencia.

“La necropsia es la única que nos va a decir exactamente de qué murió, pero si ellos cuidaban bien la dieta el animal no tiene porque presentar una infección, entonces aquí es un descuido o de los médicos encargados del animal o de los que se llaman vulgarmente allí adentro ‘animaleros’, que son los encargados del cuidado, la alimentación y de la limpieza, de los encierros de los animales.

“Evidentemente yo veo negligencia, pero no nada más en el caso de Jambi, sino en el caso de todo el Zoológico de Chapultepec”, opina la legisladora, quien además es veterinaria de profesión.

Y es que el director del zoológico, Juan Arturo Rivera Rebolledo, declaró a El Big Data Mx que  que antes de morir el primate presentó un dolor abdominal agudo.

LEER MÁSAntes de morir Jambi sufrió secreciones nasales y distensión abdominal

Otro aspecto negativo, expone en entrevista para esta casa editorial, es la burocracia que hay en los zoológicos de la Ciudad de México.

“Para que un doctor pueda tocar a un animal tiene que haber un reporte primero y tienen que firmar. O sea es una serie de sellos, firmas, etcétera, que hace que la atención a un animal sea sumamente tardía, sobre todo si se está hablando que Jambi ya tenía algunos días que presentaba signos de no estar sano”.

El Big Data Mx dio a conocer en días pasados que el lugar donde se encontraba Jambi no era adecuado, pues existían filtraciones de agua y estaba en abandono por la falta de rehabilitación que sufre desde hace 17 años el zoológico de Chapultepec.

LEER MÁS: Especulan sobre muerte del orangután Jambi

Respecto a ello, la también veterinaria comenta que el Zoológico de Chapultepec no se encuentra en buen estado para ofrecer un hábitat digno para los animales que allí se encuentran y ejemplifica que en la zona de aves existe una plaga de ratas, o en el caso de los teporingos, dichos animales se encuentran por todo el inmueble ya que hacen hoyos, como cualquier roedor, y escapan del encierro al no existir reja por debajo de sus encierros.

“El zoológico es muy bonito como visitante, pero como especialista es terrible. El estrés que presentan las elefantas es evidente a los ojos de un especialista y es preocupante. Yo creo que la muerte de Jambi es terrible, es muy triste , pero ojalá que sea un foco rojo, que prenda el semáforo para que ponga atención la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) en los zoológicos”.

Asimismo, considera que los zoológicos de Chapultepec y el de Los Coyotes no están cumpliendo su función.

La petición de Proyecto Gran Simio

De la petición de la ONG Proyecto Gran Simio, México, de trasladar a Jambi y a Toto a un santuario en Brasil, Polimnia Romana considera que la organización tenía toda la razón y lo que impidió su traslado fue la burocracia y la falta de sentido común.

En primera, comenta, los orangutanes no tendrían que estar en un encierro, sobre todo porque ese tipo de animales son muy inteligentes y el cautiverio eleva su estrés y les crea manías.

“Algunos se masturban, otros se jalan el pelo. Por ahí había un mandril muy famoso porque tenía el brazo ‘pelón’ porque él se depilaba solito. Evidentemente esas son reacciones al estrés”.

Además refiere que las políticas para recrear a los animales durante su encierro son insuficientes, ya que no se les ponen retos para activarlos mentalmente y de esta manera evitar que sean agresivos o que mueran de depresión, aspecto que salió a relucir cuando Jambi mordió a una estudiante que realizaba su servicio social en el Zoológico.

Por ello, Polimnia Romana afirma que los primates deberían estar en un reserva desde pequeños o en un zoológico con la estructura ideal para ellos.

Para la diputada independiente, ahora la atención se enfoca en Toto, por lo que Tanya Müller, secretaria de Medio Ambiente y Juan Arturo Rivera Rebolledo, director de Zoológicos y Vida Silvestre, tienen que trabajar para que el primate sea trasladado a una reserva, ya sea en Brasil o donde más le convenga al animal.

“Además lo que le viene a Toto es una depresión, tiene 24 años viviendo con su hermano y eso es lo que le puede pasar. Si a él no lo cambian será muy difícil que sobreviva”.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top