Green Data

En 2015 fueron atacadas 55 mil hectáreas de pinos

Escarabajo descortezadores, larba

México alberga 47 de las 110 especies de pino que existen en el mundo por lo que lo convierte en el el centro de diversidad

En el 2015 fueron afectadas 55 mil hectáreas de pinos por el escarabajo descortezador de acuerdo con el último informe de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), el insecto pertenece al segundo grupo de invasores, después del muérdago.

El investigador Ek del Val de Gortari, del Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad (IIES) de la UNAM campus Morelia, Michoacán,  para comprender la relación entre las variables climáticas y la proliferación  de estos escarabajos, examinó su distribución en un gradiente latitudinal en un bosque de pinos en Nuevo San Juan Parangaricutiro, del estado.

Su estudio reveló una relación entre altas temperaturas ambientales  que predominan en las zonas de pinos cuya altura es a dos mil metros sobre nivel del mar y la abundancia de los escarabajos.

México alberga 47 de las 110 especies de pino que existen en  el mundo por lo que lo convierte en el el centro de diversidad del género Pinus, afirmó Ek del Val.

Los bosques templados, donde predominan pinos, son aparecidos por los servicios ecosistémicos que generan: producen grandes cantidades de madera, purifican el agua y el aire, proveen alimentos, ayudan a la polinización y ofrecen beneficios recreativos.

Los descortezadores son insectos que constituyen un componente natural del ecosistema, suelen atacar árboles dañados, enfermos o viejos, lo que ayuda a la regeneración en el ciclo ecológico.

“Elegimos dos puntos a la misma altitud del bosque y colocamos cuatro trampas en cada uno. Gracias a los compuestos volátiles que contiene el aguarrás (derivado del pino), logramos atraer los escarabajos; una vez capturados, los conservamos con anticongelante. Recolectamos las muestras cada tres semanas, durante un año”, detalló

Del Val observó que las variaciones climáticas han provocado sequía en el bosque de Nuevo San Juan, por lo que los árboles ubicados a altitudes bajas están estresados y son más vulnerables a los ataques.

Además registró que el incremento de la temperatura redujo el ciclo de vida de los escarabajos: si vivían tres meses, ahora viven dos. Esto provoca una mayor reproducción y crecimiento poblacional, por lo que ahora tenemos cinco generaciones al año en vez de cuatro.

Si a ello se suma que los inviernos cada vez son menos fríos, tenemos una producción masiva de descortezadores que está acabando con los pinos, incluso con los especímenes sanos, agregó.

“La medida de saneamiento que recomendamos cuando un árbol está invadido es talarlo y enterrarlo. No hay mucho por hacer” concluyó.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top