Green Data

El gorila Bantú padecía un mal cardiaco: UNAM

El pasado 13 de julio El Big Data Mx reveló que uno de los fármacos utilizados estaba contraindicado para usar en grandes simios sobre los que no hay certeza de su estado cardiaco

El gorila Bantú, quien falleció el pasado 6 de julio durante su traslado al Zoológico de Guadalajara, padecía un trastorno cardiaco crónico.

Así lo informó la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Dicha conclusión llegó tras estudios histopatológicos efectuados a fragmentos de diversos órganos del gorila, en los cuales encontró, en los segmentos de su corazón, múltiples focos de fibrosis miocárdica con degeneración y atrofia de las fibras musculares.

“Esta lesión es consistente con la cardiomiopatía fibrosa, trastorno cardiaco crónico que se encuentra bien documentado en simios de este tipo al ser mantenidos en cautiverio. Es una enfermedad de causa desconocida “, especificó la FMVZ en un comunicado.

El pasado 13 de julio El Big Data Mx reveló que la medetomidina – uno de los fármacos administrados al gorila Bantú durante su traslado al Zoológico de Guadalajara- está contraindicada para usar en grandes simios sobre los que no hay certeza de su estado cardiaco, de acuerdo con la opinión de un anestesista y un médico veterinario especialistas en grandes primates consultados por esta casa editorial.

Leer más: Inyectaron a Bantú fármaco contraindicado

Asimismo se informó que el fármaco no aparece en el listado de productos químico- farmacéuticos autorizados por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Y es que El Big Data Mx revisó la lista de fármacos autorizados por dicha Secretaría, actualizada al mes de marzo de 2016, y la medetomidina no aparece.

En tanto, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó, el pasado 8 de julio, que a Bantú se le administraron dos dosis de anestésicos.

“Una de 3.15 ml y otra de 1.5 ml, ambas dosis aplicadas por vía intramuscular y compuesta de tiletamina/zolacepam (sic), ketamina y medetomidina”, detalló la Profepa.

De acuerdo con la Facultad de Medicina Veterinaria a petición de la Dirección General de Zoológicos y Vida Silvestre del Gobierno de la Ciudad de México, realizó los estudios a fragmentos de diversos órganos del gran primate.

“El 8 de julio, el Departamento de Patología de la FMVZ recibió fragmentos del encéfalo, corazón, hígado, intestino delgado y grueso, bazo, riñón, testículo y páncreas de animal. Posteriormente, el 14 del mismo mes se le entregó un segmento de pulmón de la necropsia realizada al ejemplar. Los tejidos fueron procesados para su inclusión en parafina”, detalló.

Cabe resaltar que, de igual forma, se enviaron muestras de Bantú a un laboratorio especializado en Texas, Estados Unidos y al Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA).

Adicionalmente, la FMVZ de la UNAM aseguró que para trasladar a un gorila se le debe anestesiar, a fin de garantizar su seguridad y la de las personas involucradas en el proceso.

Incluso, señaló, que los especialistas llevaron a cabo la captura y contención química según los protocolos aprobados internacionalmente.

La FMVZ de la UNAM lamentó la muerte de Bantú y refirió su apoyo al bienestar animal, así como a los esfuerzos de conservación in situ y ex situ, es decir el mantenimiento de especies dentro y fuera de sus hábitats naturales, respectivamente.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top