Green Data

Con Bantú murió la posibilidad de preservar su especie en México

BANTU

Para lograrlo, las autoridades tienen que promover una modificación a la legislación en la materia actual.

Con la muerte de Bantú también se redujo la posibilidad de preservar en México a dicha especie en peligro de extinción, pues el gorila que habitaba el Zoológico de Chapultepec era el único macho que existía en el país.

Y es que el artículo 55 bis, de la Ley General de Vida Silvestre prohíbe la importación, exportación y reexportación de ejemplares de cualquier especie de primates, con excepción de aquellos destinados a la investigación científica.

Es decir, para que se busque preservar la especie se tendrá que empujar una reforma a dicho artículo o firmar un convenio internacional para tratar de inseminar a las tres gorilas hembras que habitan el país.

Paulina Bermúdez, presidenta de Proyecto Gran Simio México, contó a esta casa editorial que las autoridades del Zoológico de Chapultepec le confesaron que no se guardó semen de Bantú, por lo que se perdió la oportunidad de conservar la especie.

“Me dijeron que nunca previeron guardar el semen porque no preveían que Bantú muriera”, detalló.

Marielena Hoyo, ex directora del Zoológico de Chapultepec, señaló que la preservación de la especie puede realizarse artificialmente con las hembras de Guadalajara, Jalisco.

“Se tendría que hacer un convenio con un zoológico que les quisiera proporcionar el semen”, detalló.

La activista pro derechos animales expuso que será necesario reformar el artículo 55 bis y de esta manera abrir una puerta para que las gorilas sean trasladadas a un santuario donde encuentren bienestar.

“No pueden estar solas, los gorilas son animales gremiales”, agregó.
En el país habitan tres gorilas hembras, “Chencha” y “Faustina” en el Zoológico de Guadalajara, así como Arila quien habita el Zoo de Zacango, en el Estado de México y quien además vivió cinco años con Bantú, de 2005 a 2010, sin poder acoplarse con el macho fallecido el pasado 6 de julio.
Bantú nació en 1991 producto de la unión de los gorilas Dinga y Mahari, quienes provenían de los zoológicos de Memphis y Cincinnati, Estados Unidos, respectivamente.
Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top