Green Data

Administraron dos dosis de anestesia a Bantú: Profepa

Los inspectores federales solicitaron a la dirección del zoológico el historial clínico, el protocolo de manejo y el reporte de necropsia del gorila.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) sembró la duda en torno a la muerte del gorila Bantú.

Y es que según las primeras indagatorias de la Procuraduría al primate le administraron dos dosis de anestésicos.

“Una de 3.15 ml y otra de 1.5 ml, ambas dosis aplicadas por vía intramuscular y compuesta de tiletamina\zolacepam (sic), ketamina y medetomidina”, explicó la Profepa.

El Big Data Mx dio cuenta, el día de ayer, de que dichos fármacos fueron suministrados al único gorila que se preservaba en el país.

LEER MÁSMuere gorila de Chapultepec mientras era trasladado a Guadalajara

Adicionalmente los inspectores federales solicitaron a la dirección del zoológico el historial clínico, el protocolo de manejo y el reporte de necropsia del gorila.

En consecuencia la Procuraduría, entrevistó a los 20 médicos y especialistas que participaron en el traslado de Bantú.

“Todos los elementos recabados serán integrados y analizados en su conjunto, para determinar si la muerte fue causada por una negligencia médica o error humano en la aplicación del protocolo”, especificó la Profepa.

Mientra tanto la Secretaría de Medio Ambiente capitalina (Sedema), suspendió temporalmente al director general de Zoológicos y Vida Silvestre, Juan Arturo Rivera Rebolledo, para garantizar transparencia en las investigación del deceso del único gorila que habitaba el país.

Quien aseguró a esta casa editorial que Bantú no murió de sobredosis.

LEER MÁS: Asegura Zoológico que no hubo negligencia en la muerte de Bantú

Según la versión de la Profepa, las muestras del gorila han sido procesadas en tres laboratorios de patología distintos: en el Zoológico de Chapultepec, en la Facultad de Medicina Veterinaria de la UNAM y en el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA).

La historia, según Profepa

El primate Bantú fue examinado durante 40 minutos, luego de ser anestesiado, tras lo cual fue colocado en el cajón de transporte donde se le suministró el “antagónico” del fármaco sedante, consistente en una dosis de 3 ml. de atipamezol.

“Desafortunadamente Bantú no logró su recuperación y se presentó el paro cardio-respiratorio, por lo que se aplicaron los procedimientos de emergencia, sin poder revertirse el cuadro y registrar su muerte a las 22:00 horas del mismo miércoles 6 de julio”, refirió.

La Profepa informó, como anrecedente, que en 2010 el Zoológico de Chapultepec sedó a Bantú,  empleando tiletamina\zolacepam (sic) y ketamina, dos de los tres fármacos empleados el pasado 6 de julio.

“Ante este hecho lamentable, corresponde a la Profepa allegarse de manera objetiva de todos los elementos y realizar el análisis de los mismos, para determinar si el personal que llevó a cabo el manejo del gorila, realizó actos no apropiados o no se tuvo la diligencia requerida, para efectuarlo bajo condiciones que evitaran o disminuyeran la tensión, sufrimiento, traumatismo y dolor del ejemplar.

Así como lo expresó en entrevista el ex director de Zoológicos de la Ciudad de México, Juan Arturo Rivera, la Profepa informó que en un mes estarán listos los resultados de la necropsia practicada al gran primate.

LEER MÁSAsegura Zoológico que no hubo negligencia en la muerte de Bantú

El dato

Bantú, de 220 kilogramos, nació en el Zoológico de Chapultepec en 1991, y antes de su traslado se había informado que gozaba de un perfecto estado de salud, por lo cual sería enviado al zoológico de Guadalajara para que se reprodujera con las dos hembras de gorila albergadas en el parque de animales tapatío.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top