A leonas les crece melena y rugen como macho

26 septiembre 2016 5:21 pm

Científicos encabezados por el zoólogo británico Geoffrey Gilfill, indicaron que a cinco leonas del río Okavango en África, les creció la melena, mismas que tienen un comportamiento similar a de un macho de su especie.

Informó el encargado de la investigación que una de las hembras ruge a menudo como un macho para marcar territorio y monta a otras leonas con frecuencia. A ésta le han denominado como SaF05, nombre que se utilizó en la poesía griega para recordar a la poetisa Safo de Lesbos, símbolo del lesbianismo.

Además, Gilfillan investigará la comunicación entre los leones del Okavango, con la cual podrá desarrollar un sistema de grabaciones de rugidos y altavoces para ahuyentar a los leones cuando se acerquen al ganado, con el objetivo de evitar que mueran en manos de los ganaderos.

Unas fotografías publicadas en la revista británica African Journal of Ecology, muestran imágenes de leonas con aspectos de macho. Simon Dures, miembro de la Sociedad Zoológica de Londres, destacó que hace tres años llamó su atención la apariencia de una hembra que capturó.

“Tiene los genitales de hembra completos e intactos, sin ninguna evidencia de pseudopene ni de nada que sugiera que es hermafrodita, Sus labios y clítoris son algo grandes, comparados con los de una hembra normal”, afirmó Dures.

Ante ello, la revista New Scientist detalló que el fenómeno se debe a un registro alto en los niveles de testosterona. Aseguró que los machos son castrados producen menos hormona masculina y su melena desaparece. Sin embargo, el análisis veterinario reveló un problema en los ovarios de las leonas lo que provocó el aumento hormonas macho, pero al extirparlos, una de ellas recuperó su apariencia de hembra.

“Aunque se observó a algunas de las leonas con melenas apareándose, ninguna de ellas se quedó preñada, lo que sugiere que son estériles, una consecuencia conocida de los altos niveles de andrógenos, como las testosterona en las hembras”, explicó la investigadora de la New Scientist, Katheleen Alexander, experta en fauna salvaje de la Universidad Estatal de Virginia en Estado Unidos.

El resto de los científicos consultados apuntaron que alguna anomalía genética causó dicho cambio, pero descartaron que se pueda extender el problema en la especie que se considera vulnerable en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Comentarios